Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Jue, 15/06/2017 - 13:32

Universidad Isabel I importancia marketing digital

El marketing digital es la caja de herramientas que más recursos aporta a la empresa para desarrollar sus acciones publicitarias y comerciales. Si no te conocen, no existes. Y la presencia en internet es imprescindible para crear marca, captar clientes y fidelizarlos. ¿Dónde están las claves del éxito? ¿Por qué me conviene invertir en marketing digital? ¿Qué puedo conseguir? Aquí tienes las respuestas.

Todos los movimientos que realizamos en internet para llegar al público, que sepan quiénes somos y decidan comprar nuestros productos pertenecen al concepto marketing digital. Y sus principales armas son nuestra página web, nuestro blog, la publicidad que pongamos en otras webs o en apps y el entorno móvil, nuestra presencia en redes sociales, los emails comerciales que enviemos y nuestro posicionamiento en los buscadores.

Para ser conocidos debemos crear contenidos de calidad, que aporten una experiencia que nuestros potenciales clientes recuerden y les sea útil. A través de la publicidad podrán acceder a nosotros desde otras páginas, al igual que a partir de los correos que reciban y que actúan como los folletos de promoción que recogemos del buzón. La actividad en las redes sociales implica un nuevo paradigma en el trato con el cliente, que ahora interactúa con nosotros y nos da su opinión, por lo que su manejo resulta esencial. Y cuanto más arriba de los buscadores aparezcamos, más posibilidades tendremos de vender, por lo que es obligatorio optimizar nuestras opciones tanto en el posicionamiento orgánico (SEO) como en el de pago (SEM).

El marketing digital es:

  • Económico
  • Flexible             
  • Dinámico
  • Adaptable
  • Personalizado
  • Preciso
  • Medible

El marketing digital permite aumentar la relevancia de tu empresa en internet partiendo desde cero y a un coste asequible. La combinación de las estrategias gratuitas con las de pago puede elevar su coste, pero en comparación con los medios tradicionales se traduce en un importante ahorro. Además, los resultados que se obtienen pueden medirse en tiempo real, lo que facilita hacer cambios si la respuesta del consumidor no es la que esperábamos.

Esta posibilidad de comprobar si estamos acertando con nuestras actuaciones nos hace ágiles. Podemos contestar al comportamiento del consumidor con nuevas acciones casi instantáneamente. E internet nos aporta una gran información de nuestro público objetivo, por lo que somos capaces de diseñar un plan prácticamente individualizado.

El diseño de una impecable estrategia de marketing digital se construye a base del ensayo y error, pero su dinamismo nos capacita para corregir los defectos iniciales con fluidez y exactitud, para cosechar rápidamente los mejores resultados posibles.

¡No lo pienses más y conviértete en un experto en marketing digital!

Añadir nuevo comentario