Violeta de Vera Martín Profesora de Macroeconomía y Dirección Financiera.
Mié, 30/01/2019 - 13:39

Situación de las mujeres en Europa

En un momento como el actual, en el que las noticias falsas se difunden con rapidez, es más importante que nunca acudir a los datos para conocer la realidad y contrastar la información.

En relación a las desigualdades de género, uno de los indicadores que nos ofrece información rigurosa es el Índice de Igualdad de Género (GEI), elaborado por el  Instituto Europeo de la Igualdad de Género de la UE. El objetivo de este índice es  evaluar la situación de las mujeres en Europa y esclarecer las causas de la desigualdad de género. Así, el índice aspira a convertirse en un instrumento para proponer políticas que persigan la reducción de esa desigualdad.

El GEI ofrece información a varios niveles. Por un lado, resume en un único valor la medida de 6 dimensiones: trabajo, dinero, tiempo, conocimiento, salud y poder. Estas se dividen, a su vez, en distintas subdimensiones, que se calculan a través de varios indicadores desagregados por sexo. Se dispone de datos para los años: 2005, 2010, 2012 y 2015. Por otro lado, el índice presenta información de los países de la UE-28, permitiendo establecer comparaciones.

Índice de igualdad de género

Fuente: https://eige.europa.eu/gender-equality-index

En este artículo se hace un análisis general del índice y, además, se profundiza en las dimensiones que tienen un contenido económico específico: trabajo, tiempo y dinero. Asimismo, se relaciona la evolución de dicho índice a lo largo del período 2005-2015, con los tipos de modelos de bienestar presentes en la organización socioeconómica de los países de la UE.

Los resultados del artículo muestran que la dimensión tiempo es la que menor avance ha conseguido. Las mujeres siguen responsabilizándose del trabajo no remunerado, condicionando así su acceso al mercado de trabajo, educación o  ámbitos de toma de decisiones. Con respecto a la dimensión del trabajo, es la que mejor puntación obtiene pero con muy pocos avances desde el año 2005. Las mujeres continúan sin alcanzar niveles similares a los hombres en cuanto participación en el mercado laboral y éste presenta una importante segregación laboral por género. En relación con la dimensión del dinero se observa que las mujeres han mejorado los recursos financieros, pero se han incrementado las desigualdades de género en la distribución de la renta y en la exposición al riego de pobreza.

Para profundizar en estos resultados y conocer las diferencias de España con el resto de países de la UE, consulta el link de la publicación: Vara, M.J. y De Vera, V. (2018): Igualdad de género en los Modelos de Bienestar de la UE. Ola Financiera, UNAM. México. 193-229.

 

Entrada publicada el 30/01/2019

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398

Añadir nuevo comentario