Carmen Fernández Aguilar Coordinadora del Grado en Ade
Mié, 11/11/2020 - 00:00

Dos manos enguantadas con una muestra de sangre en una probeta donde se puede leer coronavirus

Desde enero de 2020, la lucha contra el Covid-19 se ha convertido en la máxima prioridad para más de 200 países y territorios afectados por la propagación de la enfermedad. Esto, ha puesto de manifiesto la gran importancia del sector sanitario y, especialmente, de la gestión de este, para lo cual es necesario una interrelación objetivo de los conceptos de salud y economía.

La introducción del análisis económico en el sector de la salud ha permitido incorporar los conceptos de eficiencia y eficacia en la gestión integral de recursos, analizar los procesos y costes de producción y evaluar los resultados obtenidos de un modo efectivo. La economía de la salud integra las teorías económicas, sociales, clínicas y epidemiológicas a fin de estudiar los mecanismos y factores que determinan y condiciona la producción, distribución y financiación de los servicios sanitarios.

En resumidas cuentas, la economía de la salud es un instrumento indispensable para la gestión sanitaria y asignación de recursos. Sin ellos, el proceso de toma de decisiones en búsqueda de alternativas eficientes en el sector sanitario es impensable.

Apostar por el esfuerzo, el sentido común y la correcta interrelación de la economía de la salud y la teoría de las organizaciones y gestión sanitaria, será un elemento clave en el nuevo paradigma emergente que esta configurando la crisis sanitaria y epidemiológica a la que nos enfrentamos durante la pandemia del Covid-19.

Añadir nuevo comentario