Trabajo Fin de Grado (TFG)

Esta titulación ha sido informada favorablemente para su verificación por la Agencia de Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (ACSUCyL) y continua el procedimiento administrativo para ser impartida en el curso 2020-2021. Del mismo modo ha sido verificada positivamente por el Consejo de Universidades con fecha 18 de mayo de 2020 y continúa su tramitación para la inscripción en el RUCT.

El Trabajo Fin de Grado es una asignatura anual cuyo objeto es enfrentar al estudiante a un caso práctico de investigación. Se realiza durante el último curso y tendrá una formación transversal e integradora, donde se aplicarán conocimientos y competencias adquiridas durante la formación del Grado.

En cualquier caso, el Trabajo de Fin de Grado se tutoriza por un profesor de la Universidad y se evalúa por un tribunal de profesores, concretándose en un campo temático y enfoque preprofesional adecuado a las expectativas e intereses del alumno. Esto supone un espacio de verificación y ampliación de las competencias desarrolladas a lo largo del Grado, contemplando una actividad de investigación pautada, y con un planteamiento innovador.

Procedimientos generales y organizativos del TFG

La Dirección de la titulación publica la oferta de temáticas propuesta, la cual incluirá una relación de líneas de trabajo, entre las cuáles los estudiantes podrán solicitar la que mejor se adecúe a sus intereses e inquietudes formativas.

El Grado propondrá unas líneas de TFG a los que cada docente se adscribirá y que servirá para hacer la propuesta al alumnado. Teniendo en cuenta que las ofertas de trabajos son limitadas, cada estudiante seleccionará un conjunto de propuestas ordenadas por orden de preferencias. Finalizado el plazo de elección, desde la Comisión del TFG se llevará a cabo la asignación final de los trabajos a los estudiantes.

Estas descripciones están abiertas a la introducción de nuevos factores o apartados con el objetivo de ampliar o incidir en las partes que el tutor y alumno crean adecuadas.

Por último, el estudiante dispone de la posibilidad de proponer su propia temática de TFG a la Comisión, debiendo completar la plantilla que se le proporcione con todos los datos requeridos. Todas las solicitudes serán revisadas por la citada Comisión de TFG.

Procedimientos concretos y desarrollo del TFG

Proceso de tutorización.

El TFG se realiza bajo la dirección de un tutor asignado por la Universidad y será desarrollado y defendido individualmente por el estudiante ante un tribunal académico.

La función del tutor de TFG es la de acompañar al estudiante en su proceso de desarrollo del trabajo, orientándole, asesorándole, supervisándole y evaluándole. A su vez, es quien da el visto bueno y emite una calificación que supone el 50 % de la nota definitiva, quedando el otro 50 % para la evaluación del tribunal asignado a evaluar la defensa del mismo.

La Comisión de TFG está a disposición de los tutores ante cualquier duda que pueda plantearse.

Elección del tipo de TFG.

Una vez asignados el tutor y la temática, el estudiante debe escoger un tipo concreto que debe corresponderse con uno de los siguientes planteamientos:

  • Trabajos bibliográficos sobre el estado actual de aspectos específicos estudiados en el Grado.
  • Trabajos experimentales relacionados con el Grado.
  • Trabajos de aplicación práctica coordinados con las Prácticas Externas.

El tutor será responsable de exponer al estudiante las características del TFG, de asistir y orientarlo en la elección del tema y en su desarrollo, de velar por el cumplimiento de los objetivos fijados y de emitir un informe del trabajo que haya tutelado, previamente a su presentación, contando siempre con el apoyo de la Comisión del TFG que resolverá cualquier duda que pueda surgir.

Acto de defensa.

La Universidad establece una normativa de obligatorio cumplimiento para este proceso que tiene como objetivo garantizar la igualdad de oportunidades y favorecer la claridad en las exposiciones:

  • El estudiante defiende su trabajo, ante un tribunal compuesto por miembros pertenecientes al colectivo docente de la Universidad o al del cuerpo de profesorado colaborador externo. También podrán formar parte de este tribunal expertos externos.
  • Existen dos partes diferenciadas en la defensa: exposición del alumno y sugerencias o cuestiones del tribunal.
  • En ningún caso, el tutor del TFG puede formar parte de un tribunal que evalúe a alguno de sus alumnos dirigidos.
  • El tribunal de evaluación emite una calificación fundamentándose en los criterios evaluativos de la guía docente del TFG.
  • Los baremos de calificaciones son establecidos por la Universidad atendiendo a lo recogido en la memoria de verificación del título.

El acto de defensa se considera un mecanismo de validación de identidad y de supervisión del trabajo realizado durante el proceso de tutorización, de tal forma que la calificación final no recaiga sólo en las consideraciones de un docente.