Desde sus comienzos se ha pensado en la Psicología como una ciencia específica del abordaje y tratamiento de las enfermedades mentales; sin embargo gracias a su polivalencia se está haciendo imprescindible en todos los ámbitos, de desarrollo del ser humano, por lo que además de la salida como psicólogo clínico, abarca diferentes ámbitos entre los que se encuentran:

  • Psicología educativa, que estudia las diferentes formas de aprendizaje, la adaptación de los alumnos al mismo y la optimización de sus recursos.
  • Psicología de las capacidades sociales, que aplica los conocimientos de esta ciencia al desarrollo de los potenciales de los seres humanos, sea cual sea su característica en cuanto a desarrollo, edad, limitación por motivos de salud, etc.
  • Psicología laboral y de las organizaciones, que analiza y optimiza no solo la relación entre los trabajadores, su puesto laboral, su carga de responsabilidad y liderazgo, sino que desarrolla técnicas de adaptación de la persona a los diferentes entornos sociales.
  • Psicología de la salud, cuyo objetivo no solo es el de la intervención paliativa de las enfermedades mentales, sino su prevención e incluso la optimización positiva y de desarrollo psicológico personal.
  • Psicología criminológica, que adapta los conocimientos de la Psicología a la investigación criminal, además de aplicar estos conocimientos al desarrollo de las técnicas forenses y jurídicas.
  • Psicología del deporte, que ayuda al desarrollo de la fuerza mental que complementa a la fuerza física necesaria en cada una de las disciplinas deportivas.
  • Psicología ambiental, que estudia las relaciones de las personas con su entorno y el desarrollo arquitectónico en el que se han de desenvolver.