Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Lun, 21/09/2020 - 11:07

mesa llena de alimentos y una mano haciendo un estudio sobre la pirámide de alimentación

Los profesionales sanitarios recomiendan mantener una vida sana y todos conocemos cuáles son los tres pilares para hacerlo: realizar ejercicio físico, una alimentación equilibrada y saludable y mantener un descanso adecuado. En principio, es fácil seguir estos consejos, pero, cuando ya nos sentamos a analizar cómo debe ser nuestra rutina de vida, no es tan fácil de concretar. Para aquellas personas que realizan algún deporte como amateur o profesional, una alimentación sana y adecuada se convierte en un aspecto esencial, que mejorará tanto su salud como su rendimiento deportivo. Por tanto, necesitamos la ayuda de un experto formado en nutrición y dietética aplicada al deporte, ya que no come lo mismo quien practique atletismo o quien haga culturismo.  La alimentación debe personalizarse a las características de cada individuo, modalidad deportiva que practique y el momento de la competición en el que se encuentre. Para cada deportista es necesaria una alimentación cuidada  y personalizada que le ayude a optimizar su rendimiento deportivo.

Hoy en día, las responsabilidades laborales o familiares no nos dejan mucho tiempo para poder estudiar. Las universidades, conocedoras de este problema y sabiendo que el aprendizaje hoy en día se realiza a lo largo de la vida, ponen en marcha, cada vez con más éxito, las universidades online. Incluso, algunas universidades han nacido en pleno siglo XXI sólo con formación online, para atender a las demandas de los alumnos.

¿Por qué estudiar nutrición y dietética aplicada al deporte?

La principal ventaja que proporciona el estudio de un máster en nutrición y dietética deportiva es que el alumno pueda atender a las necesidades específicas impuestas por la práctica del ejercicio físico de los distintos grupos de población, desde niños o adolescentes a mujeres, mayores o personas con diversos grados de restricciones alimentarias o con patologías determinadas. En el caso de un deportista que busque mejorar su masa muscular o su resistencia, será fundamental que se ponga en manos de un experto que le ayude a conseguir sus objetivos. Este programa tendrá una planificación de varios meses, tiempo en el que el profesional realizará un seguimiento para que su cliente obtenga los resultados deseados y propuestos en un principio. 

Los profesionales con los que puede colaborar un experto en nutrición y dietética son  los siguientes: los nutricionistas, graduados en CAFD, farmacéuticos o médicos y fisioterapeutas de clubes deportivos que quieran ampliar su formación específica para asesorar a la población general o a deportistas.

Las 7 razones para estudiar nutrición y dietética deportiva

Las ventajas que proporciona un estudio de posgrado en nutrición y dietética aplicada al deporte son de lo más diverso, personal y profesionalmente:

1.    Descubrir tu vocación en nutrición y dietética te ayudará a conocerte mejor y aumentará tu autoestima ya que si estudias aquello que te gusta, tus objetivos personales y profesionales serán más fáciles de alcanzar.

2.    Ayudar a la sociedad. Poseer los conocimientos específicos sobre nutrición aplicada al deporte pueden ayudarte a mejorar tu entorno social. Consigues que tus clientes obtengan el mejor rendimiento de sus marcas personales y optimizar su calidad de vida. Y se aplica no sólo a los deportistas sino también a la población en general, para mejorar su estado de salud.

3.    Abrir tu mente. Tener conocimientos avanzados en esta materia, tan importante en la vida de una persona, te ayudará a conocer otros puntos de vista sobre la nutrición y adquirir mayor capacidad para ser crítico. Conocer las dietas veganas, vegetarianas… te dará un mayor conocimiento de los límites del ser humano, especialmente si estas dietas se consumen por población deportista o que haga ejercicio físico.

4.    Mejor organización. Estudiar ayuda a tener un uso positivo del tiempo, porque siempre hay algo que leer o investigar. El aprendizaje te permite ser más positivo. En el caso de los estudios online, buscas tu horario a tu ritmo con lo que mejorarás la organización de tu tiempo.

5.    Aumentar tu economía. La formación amplía tus expectativas profesionales. En el caso de las salidas profesionales, más del 90% de los alumnos obtienen un empleo. Las opciones son muchas: una clínica privada, un hospital, una residencia de ancianos, un gimnasio, un equipo deportivo, la docencia, un laboratorio agroalimentario, una industria alimentaria…

6.    Competencias tecnológicas. La formación de nutrición y dietética aplicada al deporte a distancia te ayudará a tener mayores competencias en las nuevas tecnologías, gracias al aprendizaje e-learning (aprender por internet).  Sólo necesitas una conexión a la red para empezar a responder a esa curiosidad innata por la alimentación y su relación con el deporte.

7.    Actitud proactiva. Cuando te gusta estudiar nutrición deportiva, las horas de estudio se van volando. Pero requiere fuerza de voluntad y grado de concentración. Los profesores te ayudan a cumplir los objetivos, al ser una enseñanza personalizada. Y también el resto de los alumnos del curso, mediante los foros y trabajos de equipo. Y todo se hace todavía más interesante cuando comienzan las prácticas, que siempre se buscan en empresas que te interesan, con laboratorios modernos y especializados, cerca del lugar en el que vives, y que complementan los conocimientos que se adquieren en el Aula Virtual.

Por tanto, un máster en  nutrición y dietética aplicada al deporte te permite cumplir con las necesidades nutricionales y la planificación dietética deportiva y te puede convertir en un profesional que ofrezca asesoramiento dietético-nutricional, tanto en el campo de la salud como en especialista en nutrición deportiva de alto rendimiento. Este perfil profesional está cada vez más valorado y es más demandado tanto por deportistas, por grupos deportivos, así como por clubes.

 

Añadir nuevo comentario