a enemigo que huye, refran, proverbio, del dicho al hecho, universidad isabel i, ui1

El origen de esta expresión se atribuye a Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515), conquistador de Nápoles y conocido como el Gran Capitán, que la empleaba como máxima militar. Su significado gira en torno a la idea de la conveniencia de evitar al enemigo hasta el punto de favorecer que abandone el conflicto, llegando incluso a ofrecer alguna recompensa a cambio de su retirada.

Actualmente se sigue empleando en el contexto de cualquier conversación, aunque quizá una de sus apariciones literarias más famosas se da en Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha (1615), de Miguel de Cervantes Saavedra, cuando el protagonista se ve avasallado por una manada de toros bravos, y a los que se dirige así cuando van pasando de largo: “Deteneos y esperad, canalla malandrina; que un solo caballero os espera, el cual no tiene condición ni es de parecer de los que dicen que al enemigo que huye, hacedle la puente de plata”.

No obstante, este refrán también se cita en Comentarios reales de los incas (1609 –primera parte-/ 1616 –segunda parte-), de Inca Garcilaso de la Vega, Vida de Carlos III (1790), del Conde de Fernán Núñez y Carlos Gutiérrez de los Ríos, y Advertencias o preceptos del torear (1651), de Pedro Jacinto de Cárdenas y Angulo.

 

Fuentes de consulta:

¿Te apasiona la historia? ► Infórmate sobre el Grado online en Historia y Geografía de la Universidad Isabel I.

Añadir nuevo comentario