Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Isabel I
Vie, 17/09/2021 - 12:00

Imagen de un docente tocando un cerebro proyectado en una pantalla

La neurociencia es una de las formaciones clave en los docente del futuro para cada etapa educativa.

El sistema educativo está en constante actualización con el objetivo de mejorar las diferentes etapas formativas. Prueba de ello es la aparición de nuevas disciplinas como puede ser la neuroeducación, neurodidáctica o neurociencia educativa.

Francisco Mora, doctor en Neurociencia y Medicina, define la neuroeducación como la forma de tomar ventaja de los conocimientos de cómo funciona el cerebro integrado con la psicología, la sociología y la medicina en un intento de mejorar y potenciar tanto los procesos de aprendizaje y memoria de los estudiantes como enseñar mejor en los profesores.

Esta nueva disciplina educativa se ha convertido en un apasionante campo de conocimiento, poniendo de manifiesto que estudiar el Máster en Neuroeducación es apostar por el presente y el futuro de la docencia.    

Principales beneficios de la neuroeducación

Aplicar técnicas de neuroeducación reporta una serie de beneficios en el aprendizaje que enumeramos a continuación:

  • Prevención de dificultades de aprendizaje. Apoyándose en los principios de la neuroeducación, el docente podrá  identificar aquellas dificultades que pueda estar experimentando un alumno dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Estimulación para la consolidación de conceptos. Mediante las estrategias de neuroeducación se pueden identificar aquellos estímulos que mantienen la atención de los estudiantes. Esta identificación permitirá adaptar el proceso de enseñanza a las características específicas del alumnado.
  • Motivación. La motivación supone un elemento vinculado con la consolidación y adquisición de competencias. La formación en neuroeducación favorece que el docente conozca diferentes estrategias pedagógicas que despierten el interés por el aprendizaje. 
  • Diseño de metodologías eficaces. La neuroeducación y el conocimiento sobre cómo se comporta el cerebro en el proceso de aprendizaje promueve comprender qué tipo de metodologías pueden ser más eficaces.     

Si quieres saber qué piensan tus alumnos, quizás debas estudiar neurociencia.

 Arrojar luz dentro del proceso de aprendizaje

El grupo de trabajo de Neuroeducación del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid (COPM) postula que 'educar sin tener un conocimiento profundo de cómo madura el cerebro es conducir a ciegas', e incide en que 'la neuroeducación debe invadir todas las etapas educativas, desde la educación infantil hasta la universitaria, y que no solo debe acotarse al contexto escolar, puesto que padres y madres quieren y deben ser agentes activos de la formación y educación de sus hijos'.

Formación para el docente 

Los docentes de cualquiera de las etapas educativas que configuran el Sistema Educativo han de estar actualizados en cuanto a contenidos y competencias. Más aún si se tiene en cuenta que el ecosistema educativo es heterogéneo y que los retos y demandas formativas  están orientados a garantizar una experiencia de aprendizaje personalizada. Para los profesionales de la educación estudiar neuroeducación, neurociencia educativa o neurodidáctica se está convirtiendo en una oportunidad para conocer esta disciplina y poder aplicarla en las aulas. Y es que uno de los grandes retos docentes; la implicación y la motivación del alumno está impregnada de esta disciplina. En este sentido, Francisco Mora lo tiene claro: 'Solo se puede aprender aquello que se ama'. 

Añadir nuevo comentario