Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Isabel I
Mar, 19/07/2022 - 09:01

Diseño tecnopedagógico.

La evolución de la enseñanza actual lleva aparejada de manera indivisible la utilización de nuevas tecnologías cada vez más innovadoras. En este contexto se están generando profesiones que se han convertido en básicas para ofrecer una educación acorde a las necesidades del momento. Surge así la figura del diseñador tecnopedagógico, un elemento clave en la aplicación de las nuevas tecnologías a los procesos de enseñanza. 

  ¿Qué es el diseñador tecnopedagógico?

Un diseñador tecnopedagógico es un profesional que se encarga de elaborar la arquitectura de un curso. Es decir, se trata de una persona experta tanto en educación como en nuevas tecnologías con un amplio conocimiento en pedagogía para la optimización de la enseñanza. Es la evolución del diseñador instruccional. 

Por todo ello, es imprescindible que estos profesionales tengan conocimientos sobre modelos pedagógicos en e-learning, estrategias de tutorización y dinamización online y herramientas tecnológicas aplicadas a la educación. De ahí la necesidad de una formación continua para la adquisición y perfeccionamiento de nuevas competencias.  

Funciones del diseñador tecnopedagógico

Entre las tareas y responsabilidades de un diseñador tecnopedagógico destacan las siguientes: 

  • Planificación y diseño de recursos didácticos y cursos de formación. 
  • Creación de nuevos contenidos. 
  • Aplicación de nuevas tecnologías adaptadas a la educación. 
  • Elección y combinación adecuada del material didáctico disponible. 
  • Análisis de proyectos educativos. 
  • Evaluación de programas formativos. 
  • Creación de evaluaciones de alumnos. 
  • Consultoría de diseños de cursos y recursos. 
  • Solución de problemas en el diseño de programas formativos

Características del diseñador tecnopedagógico

Para llegar a ser un diseñador tecnopedagógico competente, hay que cumplir con varias características, que perfectamente se pueden identificar con los objetivos que deben marcarse estos profesionales. 

Uno de los primeros objetivos del diseñador tecnopedagógico es seleccionar y combinar de forma adecuada el material didáctico, al mismo tiempo que se desarrollan las competencias para planificar, diseñar e implementar todo tipo de recursos formativos

Por otro lado, debe ser capaz de analizar el entorno de los proyectos educativos con la finalidad de recomendar las mejores prácticas, siempre adaptadas a las TIC con metodologías innovadoras. De esta manera, se establecen de manera clara las diferencias entre el docente y el diseñador tecnopedagógico: los profesores tutorizan, dinamizan, orientan y facilitan los procesos de aprendizaje mediante estructuras ya creadas por el especialista en tecnopedagogía. 

No hay que olvidar que otro de los objetivos del diseño tecnopedagógico es evaluar los programas formativos para así mantenerlos actualizados e incorporar mejoras siempre que sea posible y necesario.

 Futuro del diseñador tecnopedagógico

El desarrollo de esta profesión se encuentra en una fase incipiente, por lo que aún se espera importante recorrido para los profesionales de una disciplina cada vez más requerida y valorada en el desarrollo de las nuevas metodologías de enseñanza. 

No es de extrañar, por tanto, que instituciones como la Universidad Isabel I ya ofrezcan formaciones específicas para preparar este tipo de profesionales, como el Máster en Diseño Tecnopedagógico (e- Learning), que permite desarrollar una carrera como diseñador tecnopedagógico a través de una metodología flexible y adaptada a las necesidades del alumnado

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.