Con bastante razón, Richard Scudemore, presidente ejecutivo de la Premier League, advertía de los efectos negativos que tendría el Brexit para su competición.

Sin valorar los efectos a medio y largo plazo, para los cuales tendría que hacer un ejercicio de política-ficción, sí que me atrevo a vaticinar dos efectos a corto plazo:

  • por un lado, los clubes ingleses perderán capacidad financiera –hoy son bastante menos ricos que ayer–,
  • y,  por otro, crecerá la incertidumbre en el mercado de contratación, en una liga en la que el 46% de los jugadores son foráneos.

Cuando el pasado mes de febrero se hacía público el nuevo acuerdo de pago de derechos de televisión de la Premier League para los próximos tres campeonatos Scudemore, tenía motivos para estar satisfecho. Los 5.136 millones de libras que pagarían Sky Sports y BT representaban al tipo de cambio un monto total de 7.000 millones de euros, es decir, algo más de 2.300 millones anuales. Unas cifras deslumbrantes si las comparamos, por ejemplo, con las de La Liga, que, incluso creciendo un 35% de cara a 2016-17, ingresaría 1.303 millones –casi un 50% menos–. A lo largo de los últimos meses la libra ha ido perdiendo valor como consecuencia de la incertidumbre que provocaba el referéndum, pero pocos preveían que ganaría el Brexit y la moneda británica está hoy en valores de hace más de 30 años. Los 7.000 millones de euros de los que se habló hace cuatro meses hoy se han convertido en unos 6.200.

Además, debemos tener en cuenta que los derechos de televisión son solo una parte del presupuesto de los ingresos de los equipos. Para los cinco clubes con mayores ingresos de la Premier, los derechos audiovisuales representan solo el 37% de sus ingresos, y perciben el 63% restante de la explotación de sus estadios y de la explotación comercial de su marca. Podemos verlo en la tabla adjunta, que obtenemos a partir del Informe Football Money League de Deloitte para 2016.

Cuadro con los ingresos de los cinco clubes más ricos de la Premier League

En definitiva, cientos de millones de libras esterlinas en las arcas de clubes, que hoy valen alrededor del 10% menos que los euros de los clubes de otras ligas europeas con los que compiten en el mercado de fichajes. Además, ciertos clubes están obligados a renovar a fondo sus equipos para mejorar su competitividad, tras una mala temporada. Manchester United y Manchester City son los mejores ejemplos de ello. Parece difícil pensar que sus nuevos entrenadores, Mourinho y Guardiola, vayan a conformarse con lo que tienen ahora. A la presión inflacionista, que se genera cuando los demás saben que tienes que comprar obligatoriamente, se une la pérdida de valor de la libra.

Al efecto de la devaluación se suma, como decía más arriba, el de la incertidumbre. Incertidumbre sobre la propia depreciación de la moneda, que deberá ir ajustando su valor a los inevitables vaivenes políticos que traerá la negoción de salida de la UE. Este hecho provocará temor en los diferentes agentes del mercado futbolístico, que intentarán asegurar todos los pasos que den para no perjudicar sus intereses. Ejemplos de contratos de los últimos tiempos que se ven afectados por la devaluación son los de Mourinho y Guardiola. El portugués firmó por el Manchester United con un salario anual de 15 millones de euros, que se ha convertido en un solo día en un contrato que no llega a los 14. Y qué decir de los 25 millones que firmó Guardiola el pasado mes de diciembre de 2015, que hoy no llegan a 23. En el caso del jugador Nolito, que se va por 18 millones de euros al City, los Citizen deberán pagar 14,6 millones de libras, en lugar de los 13 millones que representaban al cambio en el momento de la negociación.

Incertidumbre también sobre las políticas de permiso de trabajo. Al salir de la zona común, los ingleses dejarán de beneficiarse de la normativa que permitía la libre circulación de jugadores de 16 a 18 años. Esta política de captación de jóvenes talentos de las canteras de toda Europa se había convertido en todo un modelo para la mayor parte de los clubes ingleses. En un futuro parece difícil que se repitan casos como el de Cesc o Bellerin con el Arsenal, Payet con el West Ham, Kanté con el Leicester, etc.

Por otra parte, los jugadores comunitarios podrían verse sometidos a normas de entrada mucho más restrictivas, basadas en cupos, porcentaje de partidos jugados con sus selecciones nacionales, etc. Todo dependerá de las normativas que aprueben los nuevos mandatarios británicos; pero no parece que el triunfo del Brexit vislumbre una política de apertura y liberalización. Más bien todo lo contrario. De utilizarse una normativa similar a la que se aplica actualmente con los extracomunitarios, de los 31 españoles que actualmente juegan en la Premier, solo 5 cumplirían con la normativa laboral para poder trabajar en Reino Unido.

En definitiva, un marco de incertidumbre que muy probablemente acabaría poniendo barreras reales o psicológicas a la entrada de nuevos talentos que siguiesen mejorando la competición y la mantuviesen atractiva para que el dinero siguiese llegando a manos llenas como hasta ahora.

La hipotética pérdida de competitividad devaluaría el producto de cara a espectadores, patrocinadores y televisiones, y podría hacer entrar a la Premier en un círculo vicioso que aprovecharían sus competidores.

Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional en España, no se alegra de que un competidor como la Premier se debilite; más bien al contrario, piensa que lo mejor para el crecimiento es tener oponentes poderosos que te estimulen. Como ya he escrito en este blog, el deporte es una economía peculiar, en la que para seguir creciendo siempre se necesita un oponente de tu propio nivel.

NB: Un resumen de este artículo ha sido publicado como columna de opinión en el diario Marca del sábado 25 de junio. Lo pueden leer en la página 25 con el título «El Brexit y el porvenir de la Premier».

Referencias:

http://uk.businessinsider.com/premier-league-boss-backs-remain-in-brexit-vote-saying-uk-would-be-less-respected-if-it-leaves-2016-6

http://www2.deloitte.com/es/es/pages/consumer-business/articles/deloitte-football-money-league.html

http://www.marca.com/futbol/premier-league/2016/06/21/576979d046163f57748b4584.html

http://www.marca.com/futbol/futbol-internacional/2015/12/24/567bc2cd46163fb65d8b45f2.html

http://www.marca.com/futbol/premier-league/2016/05/27/5748076246163ff72a8b4582.html

http://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/2016-06-24/brexit-liga-premier-tebas-de-gea-economia-inmigracion_1222859/

http://www.ui1.es/blog-ui1/la-peculiaridad-economica-del-deporte

 

Añadir nuevo comentario