Alfredo Sáenz Ibáñez Profesor en los Grados de Educación Infantil y Educación Primaria
Vie, 04/03/2022 - 10:00

Niñas en clase haciendo los deberesNiñas realizando la tarea en una clase de Primaria.

Serie: 'Educación en la era digital' (CVI)

Durante años he sido orientador en Centros educativos en las etapas Infantil, Primaria, Secundaria y Bachiller. De esta manera, voy a utilizar este espacio para describir mi experiencia profesional relacionada con la orientación educativa en las diferentes etapas.

En la etapa Infantil y Primaria, como sabéis, es fundamental la coordinación entre los tutores y el orientador, para la detección del alumnado que presenta necesidades educativas especiales o necesidades especiales de apoyo educativo. A partir de una detección temprana, el sistema educativo, propone los recursos más adecuados atendiendo a las dificultades que presenta el alumnado. De la misma manera, en la etapa primaria, es muy importante dicha coordinación para elaborar el Plan de Acción Tutorial (PAT), documento que todo Centro educativo debe tener incorporado en su Proyecto Educativo de Centro. La hora de la que dispone el profesorado en la etapa primaria para la acción tutorial es utilizada para trabajar temáticas tales como: cohesión de grupo, auto-concepto, relajación, motivación, etc. No me he referido a la acción tutorial en la etapa infantil, porque no se recoge como tal. En estas edades, el profesorado utiliza el tiempo que considera, mucho más de una hora, para trabajar temáticas tutoriales como las anteriormente señaladas.

En la etapa Secundaria y en el Bachiller, es la orientación académico profesional el ámbito que adquiere mayor trascendencia. Tutores y orientadores, a partir del Plan de Acción Tutorial, proponen dinámicas, talleres, para guiar al alumnado a partir de sus intereses académicos y profesionales. Cuando finalizan la ESO, el alumnado mayoritariamente tiende a elegir la opción del Bachiller. Aunque hay un sector, cada vez más numeroso que elige realizar un Ciclo Formativo de Grado Medio (CFGM). Cuando finalizan el Bachiller, la tendencia suele ser bien inscribirse a hacer un Ciclo Formativo de Grado Superior o un Grado Universitario. Muchas veces la elección de una u otra opción viene determinada por las notas de corte que se solicitan en el Ciclo Formativo o en el Grado Universitario.

Brújula que señala a la palabra carrera en inglés

Brújula apuntando a la palabra carrera.

Actualmente, soy orientador en un Centro de Educación para Adultos (EPA). El perfil de alumnado que acude a estos Centros son personas procedentes de países extranjeros o personas que en su día no quisieron estudiar y que necesitan obtener el título de la ESO para acceder al mundo laboral. En las (EPAs), la función principal de los tutores es la transmisión de contenidos que se dividen en ámbitos: ámbito matemático; ámbito social y ámbito lingüístico. Aunque existe la hora de tutoría, ésta apenas se utiliza para funciones tutoriales como podrían ser; redactar un currículum, trabajar habilidades de comunicación para acudir a una entrevista, etc. En este contexto, la función del orientador se circunscribe a orientar a posibles ciclos formativos de grado medio que pueden hacer una vez finalicen la ESO.

Espero que estas líneas, a partir de mi experiencia como orientador en Centros educativos, os sirvan para conocer un poco más sobre el enfoque de la acción tutorial en las diferentes etapas.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-5222

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.