El secreto de un emprendedor con marca es que pone en marcha las tareas necesarias para que su proyecto se desarrolle y sabe cuáles son estas tareas en cada momento. Para hacer esto, es necesario que tenga un sistema de trabajo o una check-list que le recuerde cada paso que realizar.

Durante los últimos años, el método Lean Startup se ha convertido en uno de los mejores aliados para emprendedores y autónomos a nivel mundial.

El método Lean Startup ha sido desarrollado en la meca del emprendimiento, Silicon Valley, por Eric Ries. Actualmente se ha globalizado y es ya un método aplicable a cualquier idea empresarial, aunque el proyecto no sea puramente de base tecnológica. En España tiene una presencia activa a través de una red de emprendedores que han aplicado con éxito dicha metodología: España Lean Startup.

Lean es un término inglés con varias acepciones. Para el caso que nos concierne, el significado más apropiado es ‘magro, que evita lo superfluo, racional. Precisamente, al evitar lo innecesario, sometemos nuestra idea al escrutinio de evaluarla con pureza, sin que elementos accesorios difuminen o distraigan nuestro juicio. Así sabremos con más certeza si es válida o, por el contrario, inviable.

La metodología Lean Startup aporta, por lo tanto, herramientas que simplifican la gestión de su idea, y que sobre todo la acercan a lo que Stephen Covey (1989) llamaba «la gestión del 2º cuadrante»: dedicar la mayor parte del tiempo a las tareas importantes, y no a las urgentes. En definitiva, seguir el criterio de que lo primero es lo primero. Esta recomendación y otras seis más son las que Covey llamó «los siete hábitos de la gente altamente efectiva»[1], que desde mi punto de vista es el mejor libro sobre gestión empresarial y personal que se ha escrito hasta la fecha.

El método Lean Startup ayuda al emprendedor para que explote el máximo de su talento, de su fortaleza personal. Proporciona un sistema de trabajo y una check-list que facilita la toma de decisiones en el orden necesario.

Aquellos que estéis interesados podéis poneros en contacto con la red a través de las agencias de emprendimiento que están repartidas por toda España, y aprovechar el estímulo que otros emprendedores organizados pueden dar a tu proyecto. Al fin y al cabo, alguien que no recuerdo ahora dijo algo muy sensato: «Si eres el más inteligente de un lugar, estás en el lugar equivocado».

 

Covey, S. R. (1989). Los siete hábitos de la gente altamente efectiva (J. Piatigorsky, Trans. 1987 española ed.). Barcelona: Paidós.

Pérez González, B. (2006). Lo primero es lo primero. [Artículo de Opinión]. Deporte y Gestión de Madrid. La revista del Círculo de Gestores, 11 (abril-mayo), pp. 42-43.

http://els2015.com/

 

 

[1] Podéis leer una reseña que hice del libro en el siguiente enlace: Lo primero es lo primero.

 

Añadir nuevo comentario