Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Vie, 15/02/2019 - 14:35

Para que sirve el curso de adaptacion al grado

Si eres maestro o maestra diplomado/a en Magisterio en Educación Primaria o Educación Infantil, pero has obtenido tu titulación con anterioridad al año 2010 es imprescindible que actualices tu formación y realices la adaptación al grado de magisterio. Puedes hacerlo a través del Curso de Adaptación al Grado (CAG) con el que, además, podrás obtener una mención específica que mejora tus dotes de especialización. Te contamos en esta entrada para qué sirve el curso de adaptación al grado y las ventajas que implica estudiarlo.

Gracias a la adaptación al grado te equiparas con una licenciatura

Las antiguas diplomaturas en educación infantil y primaria tenían una duración de tres años. Con la aparición del nuevo grado de magisterio, reconocido tanto a nivel nacional como europeo, la duración es de cuatro años. Esto implica, por un lado, mayor carga lectiva y, por otro, que la formación en magisterio, a día de hoy, equivale a licenciaturas de cuatro años en otras áreas del conocimiento. Esto abre la puerta a la formación superior, cuyo acceso está pensado para este tipo de titulaciones, como los másteres o los doctorados e incluso a oposiciones de nivel superior. Gracias al CAG «rellenas» ese hueco de horas lectivas y completas y actualizas tus conocimientos.

Con el curso de adaptación al grado te convertirás en un profesional más valorado

Si aún tienes dudas sobre para qué sirve el curso de adaptación al grado de magisterio, has de saber que en la mayoría de los centros privados se solicita este requisito a los profesores/as de nueva contratación. Cursar el CAG, por tanto, te otorga una posición mucho más competitiva en el mercado laboral. Por otro lado, si estás pensando en la función pública, acreditar el curso de adaptación al grado puede concederte un punto más en las oposiciones (depende de las comunidades autónomas y las convocatorias). Con el CAG y una mención, además, puedes acceder a oposiciones de secundaria con mayor facilidad. Y, si ya eres funcionario/a, este tipo de formación te permite obtener puntos en los concursos de traslados.

Qué implica cursar el CAG

Si tienes más de dos años de experiencia en educación formal en centros educativos oficiales, podrás adaptar al Grado cursando un Trabajo Fin de Grado (TFG) enfocado a una revisión bibliográfica o a una propuesta de intervención. Su carga crediticia es de 18 ECTS en el caso de Educación Primaria y de 6 ECTS en el caso de Educación Infantil.

Cursar el CAG con mención o menciones

De manera adicional, podrás obtener una mención junto con tu titulación cursando dos asignaturas optativas y específicas de la especialización escogida (12 créditos). En el caso del grado de maestro en educación infantil han de ser tres las asignaturas optativas y específicas de la mención escogida (18 créditos).

Además, hay que superar una asignatura anual de Practicum enfocada a la adquisición de las competencias propias de la mención escogida (12 créditos, con un total de 300 horas, de las cuales 180 horas serán presenciales. Necesitarás, igualmente, un TFG enfocado hacia la mención escogida. En el caso de educación primaria se ofrece la opción de cursar una segunda mención adicional. No es posible cursar dos asignaturas de prácticas a la vez por lo que, si optas por matricularte en dos menciones, deberás estudiar en un mínimo de dos años, en lugar del año de duración en condiciones normales.

Ventajas de hacer el CAG con metodología online

Estudiando online en la Universidad Isabel I, además de completar tu formación de manera más cómoda y económica desde donde quieras, también podrás disponer de la guía constante y seguimiento de un tutor/a académico durante toda la duración del curso a través del correo electrónico de la Universidad y su Aula Virtual. El acto de defensa del TFG puede realizarse de manera presencial en la sede de la Universidad, en Burgos,  pero también mediante videoconferencia a través Google Meet, desde cualquier lugar con cualquier dispositivo con conexión a Internet, webcam y micrófono. La formación online es flexible, cómoda, adaptada a tus necesidades y disponibilidad de tiempo y con unos costes más reducidos que la formación presencial.

Añadir nuevo comentario