Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Isabel I
Vie, 17/09/2021 - 11:30

profesora de matemáticas ante una pizarra digital en clase

Ser profesor de primaria permite conocer la evolución de cada alumno en una etapa fundamental en su vida.

Decantarse por la carrera de educación primaria contiene multitud de ventajas y de retos que harán de la experiencia laboral un camino muy excitante. Y es que tras estudiar la Carrera de Educación Primaria se obtienen los conocimientos necesarios para ser profesor en la etapa educativa más importante dentro del proceso de formación de una persona. En ella se cimentan las bases de las próximas fases formativas más complejas.

¿Cuánto dura la carrera de educación primaria?

La carrera de educación primaria tiene una duración de cuatro años, periodo durante el cual el alumno recibe todos los conocimientos necesarios para poder afrontar el mercado laboral en este sector educativo, que engloba a menores desde los 6 hasta los 12 años. Además de cursar las asignaturas de la carrera de educación primaria (psicología, tecnología educativa o las diferentes  didácticas de literatura, matemáticas, educación física, ciencias sociales, ciencias naturales…), el alumno tiene la opción de especializarse en la carrera de educación primaria a distancia con las menciones en pedagogía terapéutica, en audición y lenguaje, en inglés y en educación física.      

10 razones por las que ser profesor en primaria

El porqué de elegir la carrera de educación primaria engloba un componente vocacional claro como sucede en todo el ámbito de la enseñanza. Vamos con 10 razones para elegir esta opción académica:

  1. Satisfacción personal. Se trata de una etapa educativa en la que el docente es testigo de los avances más significativos en el niño como aprender a leer, escribir y a realizar operaciones matemáticas básicas.
  2. Vocación. En la actualidad compaginar vocación y trabajo es una suerte de la que pocos pueden disfrutar y con la carrera de educación primaria puedes conseguirlo.
  3. Aprendizaje constante. Nunca se deja de aprender y más todavía si te enfrentas al reto de enseñar a niños de entre seis y doce años, que con sus inquietudes te empujarán a una mejora constante de las materias.
  4. Autonomía. El plan de estudios es una guía a seguir, pero el profesor cuenta con la independencia para adaptar ese sistema a sus gustos, con el fin de que el aprendizaje sea lo más dinámico y efectivo posible
  5. Transmisor de valores. Independientemente de la materia que imparta el profesor de primaria, éste tiene la oportunidad de transmitir valores y prioridades a los más pequeños, sabiendo que está trabajando para formar un mundo mejor.
  6. Referente emocional. Un profesor de primaria es también un gran receptor de afecto y de cariño procedente de sus alumnos, lo que genera grandes dosis de satisfacción personal.
  7. Sin rutinas. Cada alumno es diferente, cada clase es singular y cada curso una aventura diferente. La sensación de rutina no aparece por ningún sitio en la vida de un profesor de primaria.
  8. Generar vínculos interpersonales. El profesor disfruta de un constante trato con alumnos, otros docentes y padres que hacen que puedan tener una visión muy exhaustiva de lo que sucede a su alrededor.
  9. Salidas laborales. La carrera de educación primaria capacita para desarrollar la docencia en la enseñanza pública, concertada y privada para centros de Educación Primaria. Además, también hay oportunidades laborales en esta rama en centros culturales, centros penitenciarios, escuelas taller…
  10. Hacer un mundo mejor. Todos tenemos en nuestra mano, en mayor o menor medida, hacer de este mundo un lugar mejor, pero es que el profesor de primaria disfruta de la oportunidad de formar a personas con el fin de que las nuevas generaciones mejoren la sociedad actual.  

Añadir nuevo comentario