Francesc Gascó Docente del Máster en Divulgación Científica
Vie, 11/03/2022 - 11:48

Taller de simulación de excavación paleontológica para niños y niñas. Jornadas de Paleontología de Alpuente.

Serie: 'Un Viaje por la Ciencia (XXIII)

Todos y todas hemos conocido niños y niñas obsesionados por los dinosaurios. Pero ¿a qué se debe esto?

No es un secreto que los niños y niñas son los que más interés suelen mostrar en los dinosaurios y la vida del pasado. En ocasiones su interés por estos animales aparece muy tempranamente, incluso antes de hablar, y se mantiene constante durante la infancia, observándose un pico alrededor de los 6 años. No obstante, con el paso de los años, este interés suele disiparse, tras el descubrimiento de otros temas que también despiertan su atención. Pero lo cierto es que siempre parece quedarnos un resquicio de fascinación por estos animales, incluso en adultos.

Desde la psicología se utiliza un concepto conocido como “intereses intensos” para referirse a la pasión por parte de los niños y niñas por ciertos temas. Estos “intereses intensos” se definen como una motivación muy fuerte por un tema específico que se manifiesta en niños y niñas. Es muy común que al menos un tercio de ellos y ellas desarrollen un interés intenso en alguna etapa de su infancia, empezando desde muy temprano y teniendo un pico de mayor interés entre los 2 y los 6 años. En algunos casos, sin embargo, el interés perdura y los acompaña durante gran parte de su vida. Por lo tanto, que a los niños les gusten los dinosaurios no es casualidad ni una mera curiosidad.

Los temas que pueden apasionarles pueden llegar a ser muy variados, pero entre los más recurrentes se encuentran los vehículos (trenes, coches…) seguidos de los dinosaurios y la astronomía. En realidad, desde un punto de vista psicológico y docente no importa cuál es el objeto de esa gran pasión, lo verdaderamente importante es el esfuerzo que, por decisión propia, le dedican los niños y niñas a este tema.

¿Qué relevancia tienen estos intereses, como los dinosaurios? 

Se ha llegado a acumular mucha literatura que apoya que este tipo de intereses son muy beneficiosos para el desarrollo cognitivo de los más pequeños. ¿Por qué? En la práctica, potencian la perseverancia y mejoran la atención. También ayudan a los niños y niñas a incrementar la confianza al experimentar por primera vez que son buenos conocedores de un tema, y potencian habilidades complejas del pensamiento como el procesamiento de información. Así mismo, de un modo más directo o indirecto, ayudan al niño o niña a mejorar sus habilidades lingüísticas.

Dado que los intereses intensos son muy positivos para los niños, se recomienda a los padres, madres y tutores, en la medida de lo posible, que sigan alimentando esa pasión. No solo asegurándose de que el niño o niña tenga tiempo para seguir profundizando en el tema que le apasiona, sino que deben alentarlo para que encuentre relaciones entre ese tema de interés y las materias que se imparten en el colegio. Crear espacios o utilizar recursos con los que el niño o niña pueda aprender sobre aquello que le interesa; o animarle a que comparta su conocimiento, haciéndole preguntas puede alimentar sus capacidades comunicativas, y demostrarle que estamos interesados en el tema que tanto le apasiona puede alimentar sus ganas de aprender. Por supuesto, el consumo de libros, documentales o películas, y los juguetes relacionados con este tema pueden ayudar a alimentar esa pasión. Y, por otro lado, las visitas a museos, exposiciones o yacimientos pueden convertir ese proceso de aprendizaje en toda una experiencia de primera mano de la que hacer partícipe a toda la familia.

Aproximadamente un 20 % de los niños y niñas mantiene la pasión por los dinosaurios tras la infancia. Y entre ellos, se encuentran muchos casos de paleontólogos y paleontólogas, que no tienen ningún reparo en reconocer que su pasión por el descubrimiento de la vida en el pasado se remonta a su infancia. Del mismo modo, esta pasión es para muchas de estas personitas el primer contacto que tienen con las ciencias, y es habitual que, aunque no se enfoquen a la paleontología, hayan sido el causante del inicio de muchas vocaciones científicas tempranas.

Así que, ya sabéis. Si os piden un dinosaurio por Navidad, es buena señal.

Referencias:

Alexander, J. M. et al. (2008). The development of conceptual interests in young children. Cognitive Development; 23, 324–334.

Alonso de la Torre, N.G. (2018). Qué es el interés intenso en los niños. Guía Infantil. https://www.guiainfantil.com/educacion/aprendizaje/que-es-el-interes-intenso-en-los-ninos/

DeLoache, J. S. et. al. (2007). Planes, Trains, Automobiles—and Tea Sets: Extremely Intense Interests in Very Young Children. Developmental Psychology; 43(6), 1579 –1586.

Gascó Lluna, F. (2020). Unidad Didáctica 6: El papel de los dinosaurios en la divulgación para niños. Máster en Divulgación Científica, Universidad Isabel I.

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1808

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog, así como para mantenerlo informado de nuestra actividad. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.