La recuperación no llega a todos los sectores profesionales por igual. Y el crecimiento que se prevé en los trabajos de ingeniería, ciberseguridad o Big Data, tiene también su reflejo en una ocupación alza como demuestran sus cifras: el marketing, y más concretamente, el marketing digital.

Los números avalan el auge de esta herramienta. Para empezar, el estudio AMES, realizado por la Asociación de Marketing de España e InfoAdex, revela que la inversión total en este sector creció un 5,8% en 2016 hasta alcanzar los 30.569 millones de euros, y cifra la previsión para 2017 en un aumento que se mueve en el entorno del 3%-3,4%, lo que situaría el global en unos 31.500 millones de euros. Esta inversión, que ya representa el 2,7% del PIB de España, encadena tres ejercicios de subidas, y el dinero destinado a la publicidad en internet supone ya casi siete de cada diez euros (69%).

El año pasado el marketing dio trabajo a 104.094 personas en 63.045 empresas. La cifra absoluta de trabajadores aumentó un 6,7% si se atiende a los registros de 2015, y además todo este personal percibió unos sueldos un 7% superiores, llegando a un montante total de 3.166 millones de euros. A pesar de esta buena cifra, el marketing es un sector con grandes perspectivas de continuar en línea ascendente puesto que aún se encuentra lejos de los máximos registrados entre los años 2008 y 2010, cuando los sueldos eran un 22% más altos que ahora y esta actividad ocupaba a un 15% más de personas.

Como parte esencial de la publicidad, el marketing y la previsión de comportamiento de este estudio responde a un alza notable del sector, que a nivel mundial y según los cálculos de la firma eMarketer moverá 584.140 millones de dólares en todo el mundo al cierre de este año, una cantidad que hasta el 2021, dentro de cuatro años, ascenderá a hasta los 757.440 millones de dólares. En porcentajes, el crecimiento estimado anual oscilará entre el 4,9% y el 8,3%.

La transformación digital está impulsando la pujanza del sector  y esta evolución es, precisamente, la que marca las nuevas herramientas y modelos de trabajo que cambian prácticamente en tiempo real. Por ello, estudiar un Máster en Marketing Digital se presenta como una opción con un elevadísimo grado de inserción laboral por la alta demanda que tendrán las empresas de profesionales expertos en el sector de cara a los próximos años.

Añadir nuevo comentario