Tamara González Innovación Educativa
Mié, 18/12/2019 - 08:59

casa de las palabras

¿Estamos siendo correctos cuando decimos que la RAE ha admitido una palabra?

El Diccionario de la lengua española es la obra lexicográfica académica por excelencia y su propósito principal es recoger el léxico general utilizado en España y en los países hispánicos. La RAE no crea palabras, tan solo clasifica aquellas que han sido utilizadas de forma continuada.

La procedencia de estas palabras, su perdurabilidad y su grado de integración en nuesta lengua se han visto condicionadas por factores políticos, económicos y socioculturales de cada momento histórico. El mundo evoluciona y el diccionario con él. El campo de la tecnología es un ejemplo de ello y, por tanto, nosotros nos vemos en la obligación de poner nombre a esta nueva realidad.

El fenómeno de nuevos términos lingüísticos es algo natural, hay que entender que la labor del diccionario no trata de crear una lista de palabras que se pueden decir, sino de registrar los usos.

Algunos términos de reciente incorporación como «palabro» o «almóndiga» se encuentran en el diccionario y la respuesta que obtenemos tras su búsqueda es la siguiente:

Palabro:

1. m. coloq. Palabra rara o mal dicha.

2. m. coloq. palabrota.

Almóndiga:

1. f. desus. albóndiga. U. c. vulg.

Si desgranamos esta información, veremos como la RAE clasifica estos términos como coloquiales y fórmulas en desuso.

Por otra parte, también observamos los siguientes de carácter más literario.

Inefable:

1. adj. Que no se puede explicar con palabras.

Etéreo/a:

1. adj. Perteneciente o relativo al éter.

2. adj. poét. Perteneciente o relativo al cielo.

3. adj. poét. Vago, sutil, vaporoso.

Para entender la labor del diccionario debemos comprender su carácter descriptivo, la RAE incorpora y registra palabras, cuyo criterio no es otro que su uso. Por eso, cuando afirmamos que la RAE ha admitido una palabra estamos siendo incorrectos. Si esta detecta un término utilizado por una generalidad de personas con un significado determinado, su misión es incluir esa acepción en el diccionario.

Los hablantes creamos e inventamos palabras para adaptarnos a un mundo en constante cambio, el diccionario recoge estas palabras y mantiene vivo el idioma.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2605-258X

Añadir nuevo comentario