Como pudimos ver en la primera parte, «Rediseñando contenidos educativos», estos presentan un cambio sustancial en lo formal basado en Material Design.

La mayoría de nuestros estudiantes están en continuo contacto con Material Design a través de su interacción diaria por medio de diversas plataformas como Gmail, YouTube, Google Calendar, Google Drive, Twitter, etc. ¿Sabéis qué es Material Design?

Material Design nace con la intención de convertirse en un lenguaje de diseño universal. Ha sido creado para ayudar a tomar decisiones a la hora de diseñar y programar mediante el seguimiento de unas pautas, guías, plug-ins y consejos enfocados a mejorar la experiencia de usuario, en la que la creatividad y la personalización juegan un papel esencial.

Desde el Área de Innovación Educativa trabajamos para poner a disposición de los estudiantes un amplio abanico de recursos para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Partiendo de esta premisa, hemos actualizado el diseño de los contenidos educativos basándonos en el desarrollado por Google (2014), creado por Matías Duarte. Este se creó a partir de lo mejor del skeumorfismo (diseño centrado en imitar el mundo real) y el flat design (diseño básico centrado en la iconografía, el color y la tipografía) y fue denominado Material Design.

Al ser un lenguaje de diseño que se ha extendido a numerosos productos de Google, especialmente en el sistema operativo de Android, la mayoría de los usuarios se sienten familiarizados con la interfaz debido a las múltiples similitudes que presentan; gracias a la guía de estilo que proporciona Material Design, podemos disponer de una homogeneidad visual y de estilo, lo que permite que los estudiantes reconozcan fácilmente los diferentes elementos que muestran los contenidos y puedan navegar e interactuar de manera fácil y sencilla sintiéndose cómodos.

¿Cómo hemos trasladado este diseño a nuestros contenidos?

Hemos trabajado en profundidad la interfaz de usuario (UI), el aspecto físico y las funcionalidades del sitio, pero también hemos prestado especial atención a la experiencia de usuario (UX), teniendo en cuenta cómo se comportará el estudiante dentro de los contenidos y las reacciones que tendrá. De este modo, cubrimos las necesidades de todo tipo de alumnos, desde los más especializados en desenvolverse en este tipo de entornos hasta los más inexpertos que no tienen miedo a descubrir y moverse por un espacio nuevo, así como las de personas con diversidad funcional.

Para ello, trabajamos con patrones que mejoran la interacción y la usabilidad. Priman la sencillez y la funcionalidad frente a las extravagancias y los adornos excesivos, para lo que tenemos en cuenta las cinco claves que señala Steve Krug (2005):

  • Creación de una jerarquía visual clara en cada página.
  • Aprovechamiento y uso de las convenciones.
  • División de las páginas en zonas claramente definidas.
  • Dejar claro sobre qué se puede hacer clic.
  • Minimizar el ruido visual.

Presentamos animaciones, transiciones, sombreados y superposiciones cuidadosamente estudiados para que el estudiante pueda disponer de una clara jerarquía entre los elementos y no pierda la atención. Como elemento esencial, utilizamos los colores como un importante medio de expresión y otorgamos un gran peso al uso de iconos presentados de manera simple, atrevida y amigable.

Mostramos al estudiante de forma sencilla todos los indicadores de interacción y contamos con elementos clave, como los denominados botones flotantes (como por ejemplo las actividades de autoevaluación), que utilizamos para resaltar aquellas partes más importantes.

Dada la importancia de que los contenidos puedan adaptarse a los diferentes dispositivos (tablets, smartphones u ordenadores), las principales acciones se realizan en la parte superior o inferior de la pantalla. Por este motivo, en el menú superior se aglutinan las acciones relevantes para los alumnos (diseño adaptativo), así se logra que siempre permanezcan visibles los acciones importantes, como el subrayado o las anotaciones, para que el estudiante pueda tener acceso directo a ellas.

Interfaz de los contenidos educativos

Los diseños, especialmente aquellos relacionados con la tecnología y la interacción digital, están en continuo cambio y adaptación, por ello permanecemos alerta sobre las novedades que está trabajando Google para lanzar Material Design 2 y poder implementar en nuestros contenidos aquellos aspectos que mejoren la experiencia de usuario.

Estamos en constante evolución siempre con el objetivo de conseguir mejores resultados que faciliten y ayuden en el proceso de enseñanza-aprendizaje a nuestros estudiantes.

Entrada publicada el 31/07/2018

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2605-258X

Añadir nuevo comentario