Esta entrada del Blog de la Universidad Isabel I reproduce íntegramente una entrevista a Raúl Chapado, presidente de la Real Federación Española de Atletismo, realizada por Benito Pérez, profesor de la Universidad Isabel I, publicada en la Revista Deporcam (número 35 de noviembre/diciembre 2017)

 

Cuando estén leyendo esta entrevista a Raúl Chapado, se habrá cumplido ya un año de su acceso a la presidencia en la Real Federación Española de Atletismo, que se hizo efectiva a finales de noviembre de 2016.

La entrevista la realizamos en las oficinas que la RFEA tiene en la madrileña Avenida de Valladolid, próximas a la sede del CSD y al Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Madrid, donde viven y entrenan numerosos atletas.

 

Chapado, natural de Ávila, es un excelente representante del perfil de deportista de élite que no olvida pensar en su futuro más allá de la actividad deportiva.

Tuvo una larga carrera deportiva como atleta de triple salto, dominando durante más de una década esta disciplina en España - ha sido 9 veces campeón de España al aire libre y 6 veces en pista cubierta- y representando a nuestro país en Campeonatos del Mundo, Campeonatos de Europa y en los Juegos de Sídney 2000. Como adelantaba más arriba, Chapado compaginó su dilatada carrera deportiva con la formación académica y se licenció en Ciencias Políticas y Sociología, para obtener más tarde el CAP y el Máster de Alto Rendimiento del COE y de la UAM.

Se retiró de las pistas en 2004 y comenzó una carrera profesional que le ha permitido  mantener contacto con las más altas esferas de la gestión del deporte a nivel mundial. A lo largo de estos años ha alcanzado una amplísima experiencia en el ámbito deportivo global, especialmente en las áreas de organización de eventos deportivos, desarrollo de instalaciones deportivas y la gestión de asociaciones deportivas, trabajando en puestos de responsabilidad con organizadores de grandes eventos deportivos de todo el mundo, COI, Federaciones Internacionales y deportistas. Especialmente relevantes han sido sus participaciones en puestos de alta dirección de las candidaturas olímpicas de la ciudad de Madrid para los Juegos de 2016 y de 2020.

Uno de los lemas de Chapado es «salir a no perder». Ganar es algo que no sólo depende de ti, pues entra en juego la capacidad de los demás, pero en la competición y también en la vida no perder sí que depende exclusivamente de cada uno. Salir a no perder significa dar todo lo mejor que uno tiene y tener la convicción de que has hecho lo que has podido.

Deporcam: Raúl Chapado no olvidó formarse académicamente mientras competía.

Raúl Chapado: Sí, siempre me he preocupado por mi formación y mi capacitación para el futuro, quería estar preparado para poder tener una profesión después de mi paso por el atletismo, que por suerte fue una experiencia muy positiva y de larga duración – 16 años como profesional (1988-2004)-. Tengo que decir que me siento muy orgulloso de que una parte muy importante del actual equipo nacional esté realizando estudios universitarios. Tenemos varios estudiantes de medicina, bioquímica, investigadores y en general un nivel académico altísimo.

DC: El pasado día 1 de noviembre se presentó la nueva imagen corporativa de la RFEA. ¿Qué es lo que se busca con este cambio?

RC: El cambio de imagen corporativa de la RFEA era necesario, pues teníamos que pensar en el modo en el que se hace la comunicación en el siglo XXI; que requiere imágenes adaptadas a los nuevos usos en medios digitales, que entre otras cosas demandan iconografías con claridad, legibilidad y alto valor expresivo. En el logotipo antiguo las letras aparecían con un tamaño que dificultaba su legibilidad y el resto de elementos del escudo no tenían una asociación directa con nuestro deporte.

La tipografía de nuestro nuevo logotipo muestra las líneas de una pista de atletismo que convergen en un punto de fuga único que simboliza la mirada al futuro, con un Pantone de color que se asocia con la pasión y el esfuerzo tan propios de nuestro deporte y con una inclinación de las letras que recuerda el dinamismo y el movimiento en carrera de los atletas. Se trata, por lo tanto, de un logotipo con una rápida asociación a las esencias de nuestro deporte, que pretende ser inspirador, integrador y también renovador. Además aparece con alta visibilidad la palabra atletismo. Otra particularidad es que se ofrecen diferentes versiones para cada uno de los grupos de pruebas del atletismo - aire libre, pista cubierta, marcha, cross, running, trail running-, dotando de una personalidad de marca diferente a cada una de ellas. Hay un vídeo explicativo de todo esto en nuestra página web.

En definitiva, la nueva marca identificativa de la RFEA pretende ser una nueva imagen para una nueva era. Además, me siento muy satisfecho de que el diseño se haya realizado internamente, por el equipo de comunicación y marketing de la Federación. Se presentaron tres propuestas y se eligió la que más nos convencía por todos los motivos que te he explicado anteriormente.

Contamos con un equipo de trabajo muy profesional y el trabajo se ha realizado con el mismo rigor que si se hubiese contratado un diseño a una agencia externa especializada.

DC: ¿Qué conclusiones saca del Mundial de Londres celebrado en agosto?

RC: Atendiendo a los puestos de inscripción, nuestros atletas llegaron a Londres sin posibilidades de optar a las medallas (el mejor clasificado era un 8º), en los últimos 10 años en competiciones de ámbito mundial nuestras opciones han variado entre una y tres opciones de medalla, algo que en deporte significa que puedes venir con 2, 1 o ninguna, como así fue finalmente en Londres, y esa es nuestra realidad actual. La realidad del deporte no se cambia de la noche a la mañana, y con esas opciones es posible que pase lo que finalmente sucedió en Londres. No obstante, vinimos sin medallas, pero el nivel competitivo de parte del equipo, atendiendo a las posibilidades reales, fue bastante bueno; 5 puestos de finalistas, 12 atletas entre los 12 mejores y en 11 marcas personales, son números superiores a los últimos años, pero es innegable que no estar en el medallero es una muy mala noticia para el atletismo español.

También es cierto, que los seis mejores atletas de los Juegos de Río o bien no pudieron ir, como es el caso de Bruno Hortelano o Beatriz Pascual, o de ir, no estaban en su mejor  momento por haber estado lesionados como Orlando Ortega, Ruth Beitia o Sergio Fernández. Pero también somos conscientes que los resultados de parte del equipo no estuvieron a la altura del nivel que atesoran, y tenemos que reflexionar sobre ello.

A corto plazo nuestra realidad es la que es, y no será fácil cambiarla, pero a medio y largo plazo nuestro objetivo es que podamos aumentar el número de opciones de medallas y de finalistas para que los resultados finales puedan ser mejores en el futuro, sabiendo que el día de la prueba uno compite contra sí mismo y contra los demás. Y eso se consigue trabajando en la base, mejorar la identificación de talentos y su desarrollo.

Con ese fin hemos desarrollado el Plan Estratégico de Desarrollo Generación Atletismo.

DC: Carlos Cordente, Director de la Escuela Nacional de Entrenadores dice que hay buenos atletas donde hay buenos entrenadores. ¿Qué importancia da a la formación?

RC: Me gusta esta pregunta, porque con ella puedo seguir explicando muchas de las cosas que queremos hacer en esta Federación. Un buen atleta puede surgir en cualquier lugar de forma espontánea, pero donde hay un buen entrenador siempre saldrán buenos atletas. El buen entrenador identifica y forma el talento. Los entrenadores son la figura clave para el desarrollo y el futuro de un deporte. La clave está en saber qué tipo de entrenadores de élite y de base queremos, con qué tipo de formación, conocimientos y aptitudes, y en base a eso construir todo el sistema de capacitación y formación de entrenadores atendiendo a las necesidades de cada nivel.

Queremos construir el futuro desde los entrenadores, tanto de los de alto rendimiento, como de los de desarrollo. Al hablar de desarrollo hablamos de un concepto que va más allá del entrenador con conocimientos en tecnificación, pues para nosotros es fundamental que en las categorías iniciales se trabaje en la formación técnica, en aspectos emocionales y psicológicos, en la formación con valores y en los principios éticos y en la integridad.

DC: Proteger a los atletas limpios. ¿Qué nos puede decir sobre las últimas noticias de dopaje?

RC: Es indiscutible que en el pasado en nuestro deporte se han cometido errores que han afectado a su credibilidad y la imagen. Nosotros no podemos cambiar el pasado, pero si podemos trabajar para construir un futuro mejor. El dopaje es una lacra que perjudica gravemente al deporte, ya que afecta principalmente a los deportistas que compiten de forma limpia y justa, y además perjudica gravemente la imagen y valores positivos asociados al deporte, afectando a nuestra credibilidad, la confianza de los patrocinadores y de los aficionados.

La RFEA debe trabajar en pro de la integridad del atletismo a través de la aplicación estricta de las normas en relación con la ética, la lucha contra el dopaje y la lucha contra la corrupción y la trampa. En el marco de nuestras competencias siempre actuara con determinación y firmeza para hacer frente a todo aquello que amenace la integridad, la imagen, la credibilidad y la confianza en nuestro deporte, protegiendo a todos los atletas que compiten de forma íntegra y justa.

En esta línea, en julio pasado, la Junta de Gobierno de la RFEA aprobó unos criterios de legibilidad para las convocatorias de atletas del equipo nacional, y esos criterios excluyen la posibilidad de ser convocados a aquellos atletas que tienen un expediente abierto por causas de dopaje en aras de proteger el mejor resultado deportivo del equipo y la imagen de nuestro deporte. Evitando así situaciones que puedan afectar posteriormente al resultado deportivo obtenido y que además dañen la imagen de nuestro deporte.

Personalmente soy partidario de endurecer las sanciones significativamente en casos graves de dopaje, tanto deportivas como económicas. Las sanciones no solo deben ser proporcionales a los daños y perjuicios causados, sino que además deben cumplir una función disuasoria para todos aquellos deportistas que tengan la tentación de hacer trampas.

DC: ¿Llegará una Diamond League a España?

RC: La verdad es que tenemos que ir paso a paso. De momento hemos conseguido traer a España una prueba del máximo nivel mundial en pista cubierta. El polideportivo de Gallur, en Madrid, acogerá el próximo 8 de febrero una prueba del IAAF World Indoor Tour.

Es un orgullo que Madrid, gracias al apoyo de su ayuntamiento, sea una de las seis ciudades que acojan una prueba del máximo nivel en pista cubierta y esa es la base sobre la que debemos trabajar para conseguir reunir los medios para atraer a nuestro país pruebas importantes al aire libre. Conseguir una prueba de la Diamond League es a día de hoy muy difícil, ya que las exigencias presupuestarias son muy altas, pero sí que es factible conseguir pruebas de primer nivel. España como país, por su nivel de resultados, por su historia y por su afición deben optar siempre a la organización de competiciones del máximo nivel atlético. Estas pruebas no solo ofrecen la posibilidad de poder ver a los mejores atletas del mundo en nuestro país, además dan visibilidad a nuestro deporte y sirven de inspiración para las nuevas generaciones.

DC: Hablando de los más jóvenes, los atletas de categorías inferiores están consiguiendo excelentes resultados. ¿Su lema, pasión por competir, está surgiendo efecto?

RC: Estamos muy satisfechos con el nivel de las nuevas generaciones de atletas. Se han conseguido excelentes resultados en el Campeonato del Mundo Juvenil, especialmente porque estos han llegado en pruebas en las que anteriormente España nunca obtuvo grandes resultados, y sobre todo quiero destacar especialmente el brillante papel del atletismo femenino en esta categoría, con María Vicente y Jael Bistue como principales protagonistas. También se han conseguido grandes resultados en el Campeonato de Europa Junior. Nuestros mejores atletas Sub-23 también consiguieron importantes preseas en el Campeonato de Europa, y de nuevo con un papel muy especial de las mujeres, por ejemplo el equipo femenino de 4 x 100 m se proclamó Campeón de Europa, lo que significa un gran hito para nuestro atletismo.

En la Federación no debemos olvidar que aunque haya sido un año importante en resultados de categorías inferiores, se trata de etapas formativas donde lo importante no son los  resultados y sí su formación y su desarrollo. Es muy importante tener buenas raíces pero si no sigues cultivando el árbol nunca dará buenos frutos, nuestro trabajo es dotarles de los medios adecuados para que puedan seguir su desarrollo y progresión de forma adecuada.

DC: ¿Cuáles son los proyectos a corto y medio plazo de la Federación y de Raúl Chapado?

RC: Nuestra visión estratégica persigue la mejora de nuestros objetivos principales a través de una relación de trabajo más efectiva, tanto interna como externamente. Nuestro enfoque se centra en cambios estratégicos y de cultura organizativa a medio y largo plazo. Durante este primer año hemos trabajado intensamente en la mejora y optimización de nuestras estructuras, y en el diseño y planificación de una hoja de ruta escrita con objetivos claros y concretos establecidos para cada área. Esto significa hacer un Plan Estratégico en cada área que establezca los fines a conseguir, la forma de alcanzarlos, y lo que es más importante medir si los resultados obtenidos se ajustan a los deseados. El año 2018 será el año de implementar todos estos planes, aunque algunos ya se han puesto en marcha. Trabajar por objetivos nos permitirá saber si cumplimos lo previsto, nos obligará a pensar y a ser más eficientes en la gestión de los recursos.

Tenemos también que entender mejor los intereses y los ánimos de los jóvenes directamente, para así perfilar nuestro deporte de forma que atraiga a las nuevas generaciones de competidores, aficionados y espectadores.

Queremos mejorar la puesta en escena de nuestro deporte, reformar nuestro calendario y tratar de hacer nuestro deporte más atractivo para todos los estamentos, así como para los medios de comunicación y los patrocinadores.

Otro aspecto en el que estamos trabajando es en mejorar la gobernanza y la transparencia de la RFEA. La primera medida que tomamos fue limitar el número de mandatos consecutivos del presidente, un máximo de tres consecutivos, hemos sido pioneros en este tipo de medidas. Consideramos que tres mandatos, siempre que sigamos con la confianza del atletismo, es un tiempo más que adecuado para llevar a cabo los proyectos diseñados y mejorar el posicionamiento internacional.

En este aspecto, tengo que reconocer que mi trayectoria profesional en las candidaturas de Madrid para los Juegos de 2016 y 2020, me ha permitido mantener contactos frecuentes con el ámbito internacional de nuestro deporte facilitándome mucho la labor en este ámbito. De hecho durante esos años traté frecuentemente con Sebastián Coe, entonces presidente de Londres 2012, y que actualmente es el presidente de la IAAF y con el cual mantengo una excelente relación.

Deporcam: Agradecemos a Raúl Chapado el tiempo que nos ha dedicado. Ha sido agradable hablar con él y comprobar que el atletismo español está en muy buenas manos.

 

Depocam

Deporcam

Añadir nuevo comentario