Darle margaritas a los cerdos
Ilustración: Fernando Serra

Esta semana os proponemos un viaje a la época de Jesús de Nazaret para encontrar el origen de esta curiosa expresión que es «darles margaritas a los cerdos», normalmente empleada cuando se ofrecen atenciones o algún tipo de favor a alguien o algo que no lo merece.

Jesús está subido a una montaña, y desde allí pronuncia un discurso ante sus discípulos, repartidos por la ladera de la misma. En un momento determinado, según se recoge en un pasaje de la Biblia conocido como el «Sermón del monte» (Mateo 7:6), el profeta dice lo siguiente:

«No echéis lo santo a los perros, no echéis vuestras perlas a los puercos pues no sea que las pisoteen y después se revuelvan para destrozarlas».

De ahí habría ido derivando hacia el modismo actual; sin embargo, como seguro habéis apreciado, Jesús habla en ese pasaje bíblico de ‘perlas’ y no de ‘margaritas’. Sucede que, debido a un error en la traducción de la palabra griega margaron (cuya traducción literal es ‘perla’), la frase en español es ligeramente diferente a la que se utiliza en otros idiomas, aunque la finalidad en el uso (advertir, por ejemplo, que no debemos tratar con demasiados honores a alguien) es la misma.

Fuente de consulta: 
García Estradé, M.ª del C. (2013). Los modismos religiosos en la paremiología española: un patrimonio inmaterial de la cultura cristiana. En Patrimonio inmaterial de la cultura cristiana. Ediciones Escurialenses, pp. 119-146.

¿Te apasiona la historia? ► Infórmate sobre el Grado online en Historia y Geografía de la Universidad Isabel I

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
4 + 3 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. E.g. para 1+3, insertar 4.