Silvia Gutiérrez Bregón Docente de la Universidad Isabel I
Vie, 08/04/2022 - 12:00

TIC e inglés

Las TIC en la enseñanza de inglés.

Serie: 'Educación en la Era Digital' (CXI)

El docente de lengua inglesa comparte una serie de competencias pedagógicas con los docentes de otras disciplinas, pero como es lógico, ha de adquirir unos conocimientos y habilidades específicos de su especialidad para conseguir que el alumnado desarrolle las cuatro destrezas básicas en su aprendizaje de una lengua extranjera: expresión oral, expresión escrita, comprensión oral y comprensión escrita.

Entre las competencias que ha de tener el docente de lengua inglesa en Educación Primaria, se encuentran las siguientes (Álvarez Angulo, 2005):

  • Competencia para detectar las necesidades de aprendizaje de su alumnado.
  • Competencia para adaptar la docencia a la concepción del aprendizaje lingüístico como un proceso progresivo desterrando la idea de que la lengua es una realidad estática.
  • Competencia comunicativa.
  • Competencia para diseñar actividades que lleven a la adquisición del alumnado de las cuatro destrezas.
  • Competencia para experimentar y diseñar métodos alternativos de enseñanza-aprendizaje adaptados a la variedad comunicativa de toda lengua.
  • Competencia para desarrollar una docencia transversal con otras materias porque la lengua, además de gramática y vocabulario, es historia, literatura, arte, sociedad, ciencia, etc.
  • Competencia para fomentar la creatividad en el aula.
  • Competencia para evaluar todos los aprendizajes lingüísticos.
  • Competencia para utilizar nuevas tecnologías en el aula.

Vamos a tomar esta última competencia de la lista para reflexionar sobre el uso de herramientas TIC en el aula de lengua inglesa durante la etapa de Primaria.

En la actualidad, las nuevas tecnologías están presentes en todos los ámbitos de la sociedad, y también en el terreno educativo. En las aulas de hoy en día conviven pizarras tradicionales con pizarras digitales, libretas y libros de texto en papel con tabletas y ordenadores con conexión a Internet que son la puerta a nuevos y numerosos recursos que pueden utilizarse con fines didácticos como páginas web, redes sociales, blogs, editores de vídeo y audio, videojuegos, entre muchos otros.

Si bien las posibilidades de aprendizaje que ofrecen estas nuevas tecnologías son inmensas, también es cada vez mayor la necesidad de una formación del profesorado que combine conocimientos técnicos con habilidades pedagógicas para conseguir que estas herramientas contribuyan a un aprendizaje significativo del alumnado sobre una materia específica. En el caso de la enseñanza-aprendizaje de lenguas extranjeras, y concretamente de lengua inglesa, nos encontramos quizás ante una de las áreas donde más partido se puede obtener de las nuevas tecnologías, puesto que nos permiten entrar en contacto directo con situaciones comunicativas reales a las que la enseñanza tradicional no tenía tan fácil acceso.

Actualmente, podemos escuchar todos los acentos del inglés con un solo clic, podemos disfrutar de todos los registros posibles que ofrece una lengua tanto a nivel escrito como a nivel de oralidad con una simple conexión a Internet (noticias, conferencias, documentales, música, recetas, viajes, literatura, moda, deporte, política, series y películas de cualquier género…), podemos, a través de programas para realizar videollamadas como Skype, Zoom, Teams y similares, comunicarnos con personas de cualquier país y mejorar nuestras destrezas de producción y comprensión oral en otra lengua. Atrás quedó el docente de inglés que solo contaba con el libro de gramática y vocabulario. Ahora bien, estas nuevas posibilidades hay que adaptarlas y orientarlas hacia la consecución de unos objetivos claros basados en unos resultados de aprendizaje específicos que ha de adquirir nuestro alumnado, y tampoco hay que perder de vista el hecho de que el componente gramatical que estructura todas las lenguas es también fundamental en el aprendizaje de una lengua extranjera.

inglés

A continuación veremos dos ejemplos de buenas prácticas donde se utilizaron herramientas TIC en el aula de lengua inglesa de Primaria:

La primera buena práctica se llevó a cabo con alumnos de Primaria en un colegio de la Comunidad Valenciana. La herramienta TIC utilizada fue la Realidad Aumentada (RA), entendida como la unión del entorno real con el virtual y que permite manejar contenido en diversos formatos (texto, imagen, audio, video) e incluso modelos 3D, para que el individuo amplíe el conocimiento sobre el mundo que le rodea. Con el objetivo de fomentar la motivación y reducir la ansiedad que, en ocasiones, produce el contacto con una lengua extranjera, desarrollaron un proyecto de carácter transversal donde además del área de inglés colaboraron con las áreas de matemáticas, ciencias, educación física y artes. A partir de dos aplicaciones didácticas de RA de acceso libre, Layar y Aurasma, y a través de la metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos, desarrollaron el proyecto “My City donde utilizaron estas herramientas de RA para elaborar presentaciones de monumentos, museos y demás lugares de interés de la ciudad de Elche. Diseñaron un mapa mural de esta ciudad y mediante móviles y aplicaciones de RA se puede acceder a diversas presentaciones en vídeo creadas por los alumnos. Entre los objetivos didácticos que se lograron con este proyecto se incluyen: “localizar lugares en un mapa, recuperar información sobre lugares o personas utilizando herramientas de búsqueda, utilizar estrategias para comunicar, presentar lugares, eventos o personas en inglés, aprender a utilizar las herramientas de RA para presentar lugares en un mapa.” (Alcolea et al., 2021).

El segundo ejemplo de buena práctica emplea la metodología de la Gamificación para crear un sistema logros y recompensas que fomente la motivación y el desarrollo de las cuatro destrezas en el aula de lengua inglesa. El docente de Educación Primaria, Luis Gil, del CEIP Nuestra Señora del Pilar (Monreal del Campo), elaboró una adaptación del popular videojuego Clash Royale titulada Class Royale (ESL Edition), para aplicar el funcionamiento y las dinámicas de este juego a sus clases de inglés. De esta manera, los alumnos se sumergen en un mundo de gemas (recompensas), cofres (unidades didácticas), clanes (equipos) y torneos (exámenes) donde van adquiriendo las cuatro destrezas lingüísticas a través del juego.

Estos son solamente dos ejemplos de numerosas iniciativas que están desarrollando, cada vez con más frecuencia, docentes de lengua inglesa en Educación Primaria. En ambos casos, el diseño y estructura de los proyectos donde el elemento TIC es protagonista, contaban con una justificación curricular apropiada, y esto constituye, en ocasiones, la dificultad principal a la hora de emplear las nuevas tecnologías: cómo utilizar las TIC para que el alumnado adquiera un aprendizaje significativo, autónomo y colaborativo. Por tanto, y dado que las TIC han venido para quedarse en el ámbito educativo, sería necesario realizar un esfuerzo a nivel formativo, para que los docentes se sientan cómodos utilizando estos recursos en el aula, y al mismo tiempo a nivel de financiación, para paliar la posible brecha digital y que todos los centros y todo el alumnado tengan acceso igualitario a estas nuevas tecnologías para el aprendizaje.

Referencias

Alcolea, J. M., Carbonell, N. y Belda, M. (2021). Un proyecto de realidad aumentada en el aula de inglés. Revista Estudios, 42. 

Gil Acirón, L. (13 de noviembre de 2021). Gamificando el aula de inglés con Class Royale (ESL Edition). Centro Aragonés de Tecnologías para la Educación (CATEDU) Andresa Casamayor.

Álvarez Angulo, T. (2005) Retos de la educación lingüística en la sociedad actual. En Berrio, J. y Vázquez G. (coord.). Pedagogía y educación ante el siglo XXI. (pp. 497-520). Universidad Complutense.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-5222

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.