La economía del deporte es una ciencia relativamente joven. Su primera publicación data del año 1956.

España cuenta con uno de los grupos más importantes del mundo en el campo de la economía del deporte. De hecho en nuestro país se celebra desde hace 13 años la prestigiosa Conference of Sports Sciences de Gijón, organizada por la Fundación Observatorio Económico del Deporte (FOED), que preside Plácido Rodríguez. Rodríguez fue durante varios años presidente de la Asociación Internacional de Economistas del Deporte. Desde hace 9 años se celebran también los Congresos Iberoamericanos de Economía del Deporte (CIED), que reúnen cada año a más de cien economistas venidos de toda España, Portugal y de Iberoamérica. Tuve la fortuna de ser el presidente, en 2013, del CIED IV de Madrid, cuya apertura y clausura se celebraron respectivamente en las sedes de los dos máximos organismos del deporte español: COE y CSD, y en la que contamos con la presencia de sus dos presidentes y con una conferencia de clausura de un recién nombrado presidente de la LFP, Javier Tebas, que explicó a los congresistas cuáles serían las líneas maestras de la actuación durante su mandato.

En junio de 2017 se constituyó la Sociedad Española de Economía del Deporte (SEED), con la intención de organizar en ella a todos los economistas que desde hace años venimos reuniéndonos y publicando artículos académicos y de divulgación. La SEED está presidida por Carles Murillo, catedrático de economía de la Universidad Pompeu Fabra.

Los campos de actuación en economía del deporte son múltiples:

 

  • Economía del Deporte (propiamente dicha)
  • Impacto económico de eventos deportivos,
  • eficiencia en el deporte,
  • balance competitivo,
  • análisis de demanda,
  • apuestas deportivas,
  • discriminación en el deporte
  • Gestión Deportiva 
  • Estrategia y gestión de entidades deportivas,
  • gestión de instalaciones deportivas y centros fitness,
  • modelos de gestión del deporte,
  • marketing deportivo,
  • salud pública, gestión y promoción de la actividad física

Rottenberg (1956) publicó el primer estudio de economía del deporte, siendo el primer autor en afirmar que a mayor igualdad en una liga, más interesante sería para los aficionados. Neale (1964), planteó, a través de la famosa paradoja Louis-Schmeling, la necesidad que tiene la competición deportiva de que existan contendientes de un mismo nivel que aseguren el interés del público.

Como podemos comprobar esos dos estudios iniciales siguen teniendo máxima actualidad, ya que el balance competitivo de las ligas actuales es bastante mejorable. Y si no, piensen en la falta de interés que tan tenido las últimas jornadas ligueras de los grandes campeonatos de fútbol, cuyos campeones eran conocidos desde hace tiempo.

Los economistas con nuestros estudios intentamos analizar cómo mejorar esa competitividad: limitación de salarios, reparto de derechos de televisión, reparto de taquillas, etc…

 

Comentarios

Gracias, Benito, por compartir con nosotros esta entrada sobre la "Economía del deporte".
Nos acercas, de lleno, a sus orígenes y perspectiva actual, dejando ver claramente cómo el deporte se configura hoy como un mercado emergente.
Interesantes los campos de actuación de la misma, que describes.
¡Un fuerte abrazo!

Quisiera saber más sobre que posgrados o maestrías cuentan para estudiar a fondo el campo de la economía del deporte. Actualmente estudio la carrera de economía.

Añadir nuevo comentario